Toda a ti idas que se realiza con pasión y gran conocimiento de la misma es un arte, incluso las función es y actividades que cumple jaume salinas sallent lo son. En el caso de los niños, durante los años de la infancia cuentan como fundamentales para que se efectúe un posterior desarrollo de todas sus acciones como persona. Si bien es importante reconocer la importancia de la herencia que se recibe, el ambiente juega un papel preponderante en la evolución epigenética, ya que está lo es aún más. 

Las experiencia que son adquiridas cuando somos pequeños, no solo contribuyen a la maduración neurobiológica conjuntamente con los aprendizajes básicos que involucran todas las dimensiones evolutivas, sino que también estas pueden colaborar al momento de la activación o inhibición de la programación genética inicial. 

El modelo aditivo es el que se encarga de explicar el fenotipo que surge a raíz de la suma de los efectos que producen los genes más el ambiente dando paso a un nuevo modelo más dinámico e interactivo, donde se contempla la posibilidad de una verdadera influencia del ambiente, lo que modula o apaga la activación genética. De manera que, nos encontramos ante posibilidades que no sospechábamos décadas atrás, y que en la actualidad deben ser aprovechadas en los primeros años de la vida. 

Por ello, durante los primeros seis años de vida del niño pasan a ser quizás los más relevante en la etapa de desarrollo del ser humano. El cuidado que debe recibir sumado a las experiencias que el medio le ofrece y alcanza a vivir cuenta como influencia para su desarrollo y para los aprendizajes posteriores. 

Es por ello que se hace necesario reconocer dicho proceso con el fin de poder analizar todas las experiencias que pueden resultar más enriquecedoras y pensar en cuáles pueden ser los programas y actividades que les resulten más beneficiosas a los niños y a las niñas que se encuentran en estas edades. 

Tras décadas de investigación, se venía pensado que era el desarrollo sensoriomotor, cognitivo, comunicativo y afectivo, conjuntamente con una equilibrada alimentación y una normal salud, los que funcionaban como factores fundamentales para la orientación de la educación de los niños más pequeños. 

Y en ello no se encuentran equivocado, de hecho se sigue manteniendo como premisa pero no era totalmente una visión completa de la evolución en los niños. En años más recientes, las investigaciones neurocientífica, evolutiva y la pedagógica han hecho relevante la idea de que la creatividad y la educación artística, se alcanzan a través de la música, la pintura, el teatro, el canto o el baile, ya que estos forman parte de los ejes fundamentales de un buen proyecto educativo.

Dichas actividades no se deben considerar como elementos separados del resto de las acciones que los niños desarrollan en su entorno familiar o escolar, ya que tales expresiones artísticas se encuentran estrechamente relacionadas con la vida social lo cual favorece la creación de vínculos afectivos y de confianza, pero además, facilita la comunicación contribuyendo de manera poderosa a que conozcan el mundo y puedan  reconstruirlo de acuerdo con los procesos simbólicos e imaginativos que el niño desarrolla en estas edades.

Deja un comentario