Quién diría que el cultivo de semillas regulares de marihuana llevaría a los artistas más allá de solo la pintura o la escultura luego de que la apertura de la regulación del cannabis ha abierto diversos nichos de mercado, tras lo cual, los artistas han decidido centrar sus creaciones en las diversas marcas y formas de cigarrillos. Y ciertamente es así, para muestra de ello, en Oregón vive Tony Greenhand quien es artista y se dedica a crear esculturas de marihuana con formas muy variopintas, y su arte cuenta con una gran demanda. 

Imaginemos que en vez de una hermosa tarta de cumpleaños con una temática de los que acostumbramos o una espectacular piñata, lo que deseamos es hacer el mejor de los regalos a un amigo y que este sea un cigarrillo único de marihuana, que posea una forma adaptada a alguno de sus hobbies. Y si se puede, de esta manera encontramos cigarrillos con forma de Pikachus, pelotas de beisbol, animales, peonzas, máscaras venecianas, flores, Mike Tyson, Bob Marley, entre otros. Para ello, Tony Greenhand se considera como uno de los profesionales más destacados en el mundo liando cigarrillos de marihuana, aunque él prefiere ser conocido como un especialista de cigarrillos cannábicos.

El cannabis y las esculturas

Todo inicio con creaciones bastantes peculiares pero de manera accidental, justo cuando lo que pretendía era realizar una escultura rellena de marihuana con el fin de compartirla con un grupo de amigos. La idea caló con tanto éxito entre sus conocidos que en la actualidad se dedica a ello. Cada día recibe diversas peticiones vía online. Estas consisten en solicitudes para realizar cigarrillos cannábicos con diversas formas de fantasía, con las que cumple las expectativas de sus clientes. 

De la misma forma, el artista cannábico Tony Greenhand también es cultivador de cannabis, pero además criador y fabricante de concentrados. Por lo que, donde haya marihuana allí estará pues es el sueño de su vida. Sus temáticas giran entorno a distintas formas, tras lo cual alcanza a conseguir verdaderas obras de arte. Para ello emplea distintos materiales, entre ellos pinturas comestibles pues sus creaciones son 100% consumibles. 

Es por ello que sus creaciones son llamadas arte 100% fumable. Los clientes del artista llegan a él por medio de las redes sociales como la comunidad en Facebook, donde Tony Greenhand cuenta con aproximadamente unos 63.000 seguidores, mientras que en Instagram sus followers alcanzan los 159k. También ha hecho uso del Snapchat y del Twitter. Siendo su éxito tan grande que han llegado a encargarle incluso un set con réplicas de armas a su tamaño real, con una AK-47 incluida, vendido por 7.000 dólares.

La experiencia de artista 

Para Tony no solo se trata de vender, sino que su canal es aprovechado para realizar diversas críticas enfocadas a la actual situación de su país, EE.UU. Tras lo cual, no se hacen esperar los comentarios mordaces hacia la Casa Blanca, y el presidente. Pero además, también incluye tutoriales como por ejemplo, para hacer un helado con forma de cono, por supuesto relleno de marihuana.

Deja una respuesta