Sin pensar en los beneficios que el arte puede atraer a nuestras salud, el solo hecho de admirar un cuadro, escuchar una melodía, ir al cine, tomar una fotografía, contemplar una escultura, todo ello hace sentir que la mente puede volar a lugares que no imaginábamos. Con solo ese ejercicio podemos deducir que evidentemente, que el arte y la salud siempre irán de la mano, ya que arte es el más impactante medio de expresión desde los inicios de la humanidad permitiéndole al ser humano alcanzar la autoexploración para transmitirle al mundo todo lo que siente de una manera completamente libre. 

Si se hace una correlación entre los beneficios que se alcanzan acudiendo a una consulta médica por un tratamiento para ciertas enfermedades, y el beneficio que aporta el contacto con el arte, quizás es más recomendable esta última, pues es la expresión de lo que internamente guardamos. De modo que, la prevención es una de las mejores premisas, y es exactamente la que maneja en su filosofía como empresa enfocada en los servicios de salud Pedro Luis Cobiella Hospiten, quienes a través de cursos, talleres y conferencias, transmiten a las personas el beneficio que implica conservar una buena salud. 

En el caso de las prácticas enfocadas hacia el arte, se encuentra más que comprobado que conllevan a la reducción del estrés, retrasan la pérdida de la memoria, y lo más importante es que no se requiere de un talento excepcional para expresarse, pues sólo dejándose llevar se consiguen beneficios. Si nuestra inclinación y preferencia es hacia la música, desde antes de nacer ya el medio nos provee de sonidos estimulantes como la voz de nuestra madre, el sonido del corazón o la respiración. Por medio de la pintura la capacidad cognitiva se enriquece desde nuestros primeros años y es un arma eficaz en la bandada edad. 

Beneficios del arte en la salud

La creatividad se estimula ya que al estar frente a frente con la expresión artística, se observa y analiza su contexto con el fin de comprender el mensaje, incrementando la capacidad de alcanzar mejores decisiones, y además facilitando la resolución de problemas y conflictos.

Se mejora la autoestima pues permite una mejor percepción de las distintas caras del contexto y por ende, la. propia, mejorando la autoestima, logrando que nos sentimos mucho mejor con nosotros mismos, felicitando nos internamente por crear arte, lo que nos ayudará a mantener una mejor perspectiva de realidad para sacarle más provecho, promoviendo la satisfacción personal.

Se nos activa la sensibilidad, un se minimiza el estrés y la ansiedad debido a que el arte nos conduce a ser más sensibles, estimulando de esta manera la inteligencia emocional, amplificando la empata. El arte nos conecta con las demás personas que nos rodean, nos sentimos mejor y somos más amables con los demás, con lo que se reducen los niveles de estrés y ansiedad.

A mejor memoria, aumenta la concentración. Gracias las expresiones artísticas se incrementa la concentración y este es un beneficio que conecta directamente con una gran mejoría de la memoria y el aumento de la concentración, optimizando la atención al momento de realizar determinada tarea.

Deja un comentario