Posiblemente al pasar por alguna estantería de la marca Tous y ver algunas de sus joyas te hace desbordar las emociones, ello es comprensible. En el caso de un niño, la expresión plástica es la que les permite alcanzar un nivel de expresión que no imaginamos podría lograr mientras realiza otras actividades. A través del dibujo y la pinturas es cuando estos adquieren mayor nivel de desarrollo psicomotor. En sus trabajos manuales, los niños suelen reflejar sus sentimientos, emociones y deseos. Pero también alcanzan un desarrollo de su creatividad e inteligencia.

En el caso de la expresión plástica, esta se conforma como un vehículo a través del cual los niños se comunican con sus padres, y también con su entorno. Los niños suelen interpretar la realidad como la perciben por medio de los dibujos y/o garabatos. En consecuencia, la expresión plástica o artística surge como una de las formas más común de comunicarnos, como si se tratara del llanto de los bebés para comunicar lo que tienen o desean.

Una vez llegados los 18 meses, los niños se encuentran en la capacidad de adquirir cierta destreza manual, cosa que les permite sujetar lápices o pinceles de una manera más adecuada. Aunque falta todavía algún tiempo para que el niño logre adquirir mayor destreza en lo que respecta al uso de las manos. Sin embargo, si tiene la posibilidad de utilizar tales materiales y con ellos comenzar a expresarse por medio de dibujos y trabajos manuales. Cuando son pequeños, los niños utilizan la fantasía y la imaginación al realizar algún trabajo plástico, por lo que en innumerables oportunidades los podemos ver representado cosas que no concuerdan con los gustos y estética que tienen los adultos.

El dibujo: medio de expresión plástica

Existe un límite para el dibujo de garabatos sea superado, y eso llega a los 4 años, inicialmente son garabatos sin ningún tipo de control ni sentido, paulatinamente tomaran más sentido y forma. En tal etapa que marca el desarrollo plástico, lo que es realmente importante no radica en la representación, sino la expresión de las emociones y de los sentimientos que el niño siente.

Algunos consejos

Diversos materiales: Debido a que en los primeros años no es relevante el material, color o formas que emplea para expresarse, debemos ofrecerle una amplia variedad de materiales y texturas a fin de que pueda experimentar. No debemos limitarnos al papel y a la pintura comunes. Utilicen lápiz, pincel, manos, cristales.

Deben experimentar solos: Todos los niños cuentan con la capacidad de expresarse por medio de la plástica, unos son más creativos que otros, lo que hay es que dejarles practicar y desarrollarse. El niño debe desarrollar y dominar su habilidad manual, en tal sentido, se debe dejar que experimente, que dibuje lo que desee y cuando quiera.

No se debe interpretar su dibujo, él debe contarlo: los niños no siempre dibujan pensando en lo que hacen, primero se dedican a trazar líneas, y luego es que interpretan lo que han hecho. Por esta razón los padres no deben interpretar el dibujo, aunque este se encuentre bastante claro.

Deja una respuesta